Fisioterapia en Traumatología, Ortopedia y Reumatolía PDF

Title Fisioterapia en Traumatología, Ortopedia y Reumatolía
Pages 334
File Size 14.2 MB
File Type PDF
Total Downloads 93
Total Views 109

Summary

terapia fisica mediante medios fisicos...


Description

Prologar un libro a parur de la segunda cdiclhn rsjugar con venraja, todavez que el exrto edironal de una obra es en general un indice de su cahdad o, al menos, de la calidad percib~dapor sus lectores. La deferencia qur ha tenido conmigo Rosa Sera Gabriel invitindome a ral tarea es una sai~sidccidnpersonal, pues de alguna manera supone una ocasion para un rcconocimiento puhlico de su valia como proiesional y especialmenre, como ~nagnilrca docente de la Unwemtar Intemacional de Cadunya. FalorrnArl.4 F l TP.~lJh4ATOl~Oi~li,OKIOPEUL\ Y RELMATOIOG~A es una obra a la medida d r sus auroras. profcsionales con ampha expenencia, que hablan de lo qur conocen. Si algo hay que exigir a un libro como &re es que d6 cnrerio y conmbuya a clue el lector adqu~rracomperencias bis~casy cspecificas, y esro 5610 se logra transmit~endoexpenencia de u n modo didktico.

Analizando el indice de la obra vemos que se rratan con preclsiiin la mayorfa de parologias que preocupan en iisioreiapia. Su estilo, muy + m d o en rl texto y con una excelente iconograrh, es alramenre d~dictico,ficd de leery eficaz. En un tiempo donde la publicacion electron~cae Internet parecen querer rrduc~ra la hrstoria alas puhlicac~onescienrificas en fbnnato papel, se agradecc la apancihn d r volumenrs como Cste de ran agradable lectum y rlip~darespuesta a las dudas clue pucdan surgir ante una hisrona clinica. No es extrafio que se haya agorado la pnmcra e d i c i h y auguro un nuevo exito para esta segunda.

Josir i\n~mfiR ~ N O M CatedrAtico de Pediauia Rector de la Universitat Iniemacional de Caralunya

Capítulo 1

Introducción a la fisioterapia M aR. Serra Gabriel

Como su nombre indica, la fisioterapia es la terapia por medios físicos.El fisioterapeuta ti-abaja con prescripción médica; diagnóstico y sugerencia de objetivos a conseguir.

Tabla 1-1. Clasificación básica de la fisioterapia

Preventiva

Laboral Escolar Recidivas Geriatria

Al iniciar un tratamiento, el f~sioterapeutaexplora el estado físico actual del paciente tomando buena nota y detalle del aspecto analítico articular, muscu1a1-, textura de la piel, presencia de cicatrices y caracteristicas de las mismas; también observa la tipologia del i n d i ~ d u ola , postura global y segmentaria, además de tener en cuenta el tipo de psiquismo y d ánimo que presenta el paciente de forma natural, y particularmente frente a su problema actual y al tratamiento de fisioterapia que va a iniciar En deíinitiva, debe realirar una anamnesis complera en beneficio de la posterior instauración del tratamiento, que será tanto m& eficaz cuantos más datos se aporten sobre el paciente y su patologia actual.

Curativa

Atención a los enfermos crónicos

Postinmovilización Poscirugia Objetivos simples primarios Enfermedades Revisión, valoración y tra~ tamiento de los brotes reumáticas agudos y seguimiento de los mismos Tratamiento y adaptación Amputados protésicos Tratamientos ArtrOSiS periódicos, control y seguimiento Osteoporosis

..ti

$ 8

.. .. .

8 8

2 i o

o

Tendrá dos aspectos: el anaiitico de IaJuncióii articular, que nos permitirá una sucesión periódica en su vertiente de movlidad y fuerza, y elfuncioiiul, cuyo objetivo de recuperación total o parcial se basará en la exploración inicial, complemento de la anamnesis y el diagnóstico médico nunca obviable, y cuyos hallazgos y modismos ai~atomofisiológicosoriginarios de lesión o patologia marcarán la progresión, coexistiendo a la vez que el traramiento iicioterápico. La prudencia evitará una precensión funcional completa al inicio del tratamiento, así como una analítica articular pura. Una vez explorado y valorado cl paciente se programará el tratamiento fisioterápico de acuerdo con lo observado y la valoración efectuada, marcando programación, fases y objetivos de las mismas que se seguirán con rigor y fidelidad, condicionantes del buen éxito en la resolución del cuadro. La fisioterapia se define en la actualidad por los aspectos básicos que se detallan en la tabla 1-1. El fisioterapeuta debe conocer en profundidad la anaiornia y lafiiioiogía del cueipo humano, asi como la anatomía /uiicional y la gimnasia anaiiiica

Prevención de accidentes laborales Detección de patologias incipientes Aprendizaje en el manejo de recursos Mantenimiento de la calidad de vida

Tratamiento, control y seguimiento Control, evolución yaparelaje

del aparato locomotor elementos básicos sin los cuales seria imposible su trabalo profesional. Es asimismo imprescindible el conocimiento de IafÍsica y sus leyes: la propia fisiología tiene implicita una parte mecánica que está ligada a la anaromía ): como afirman Merle D'Aubignk y Kapandji, «es necesario gustar de la precisión y tener visión del espacio tridimensional~. En la mecánica del mo>lmiento intervienen también otros factores (tabla 1-21: rapidez, velocidad, trabajo, eriergia, potencia, aceleración, impulso, inercia y fricción. La conunuidad de la contracción muscular contribuye a la producciór del monmiento, sin obviar los condicionanres que se imponen a tal movimiento por la configuración articular propiamente dicha. La fuerza de la gravedad y la contracción y acción musculares pueden regula& reciprocamente, de tal manera que en bipe-

4

Generalidades Tabla 1-2. Princiaios biomecánicos Dirección itensidad Sagital Frontal Veriical Horizontal Inclinado Vertical Primer género Segundo género Tercer genero

Planos Palancas

Tabla 1.3. Gravedad

Centro Linea Base

Equilibrio

Estable inestable Neutro

Tensión

Estabilidad Potencia Velocidad

Biomecánica de la estática Segunda vértebra sacra (aproximadamente) Del vértice de la cabeza a un punto situado entre los pies Superficie entre los dos bordes externos de los pies Máximo al bajar el centro de gravedad y sobre una base amplia Con el centro de gravedad alto y una base pequeña invariabie al modificar el centro de gravedad

desiación el equilibrio sólo se consigue por la coiirr;icción de los niúsculos anrignniraiorios, que sc opoiicii U la fucrza de la gra'dad (rablü 1-3). E1 conocimiento de la Ksica es imprescindible para manejar recursos físicos que el Iisiorerapcuta urilizdri pard la corisecución de un buen y completo traiamicnto. Los medios lísicos más utilizados cn fisioicrapia son los siguientes. caioi;\ií~~, riertiiridad.y el u p u e11 todas sus inodalidades y tipos de ap1ic:ición; dispositwos y aparatos mecánicos en todas sus rwtientes producioras y facilitadoras de moviiiiicnto, y rambiCn los ctmipos iiiapitin~i 1.0s principios bioniccáiiic«s del mo~~inicnto y de la estAiica e s t h siempre presentes en las técnicas de trabajo que desarroLla el fisioterapi-uta y que forman pdrie dc los nieciios tcrapéulicos del misino.

Fundaineiitalnicntc ciiaremoí la mordiracióii articular, el refuerzo muscular la coordinación. cl equilibiio, 13 relajación y el masa]e.

Capitulo 2

Valoraciones M.".

Serra Gabriel

La iilosufia que guia este libro podnamos rcsu~nirlaen i.0; Ice< cxplor~~i; uh; volvri u IW; vulorui; p r ~ ~ r nyi trulur, r lilosofia cpc scgún nwstra opinión dchena ser la guía de actitud del fisiorcraprura frenie a un paciente, ademis del enhque para el iraiamienro. t\naliiicamentc, todos los puiitos que cubre esta serie de procedimientos llenen giaii valor para el iisioierapeuta, y es nuestra p r m n s ~ ó ndif~i~idirlos e imhuirlos a travts dc ciras páginiis.

VER Simboliza la iiiirada. que dará una visión global del paciente y que 110s pcriuiiira darnos cucrita di. la iipnlogíu/ízieli ccirculo (según Koiiica) «dolor rcnsión, doloro. Esto nos couducc el pensarnient~~ de que, de fonna ajena a una causa orginica, es cierto que varios elemenios iiicidcn sohrc el dolor. Nuestra misión como Iisioiei-apcui~ses, además de recuperar la fuiicióri, tr'irar el dolor.

Uc la exacta valoración del caso dcrivar:iii la prccisióu y ralidei del iraiamieiiro (tabla 4-11, Los ~ ~ ~ ~~ nU padecen Ct e s un dolor ruóniw suelen cstar afecrados de enfeunedades cróuicas. Lomo seria el caso de las enferme dades i-euináricasen las que, aunque muchas de ellas wolucionan con hroies, el paciente suele mariteiiersc consraniemcnte en tratamiento dehido a que el dolor ra1nbii.n es constante, aunque sea

c

Tabla 4-1. c 0

U

N L

2

a

S m O

0

L o

2 2

83 O

Datos clave en la valoración del dolor

T~DO de dolor

Crónico Agudo Esporádico Intensidad Duración en minutos Calidad del descanso nocturno Asociado a una patologia concreta NO asociado a una oatolovía concreta Tratamientos recibidos Opinión del paciente respecto a su dolor Carácter del individuo u

de intensidad vaiiahle. .Así, el pacientc suclc csiar bien iiilormado de su propio caso, y liuede incluso manejar algún recurso pala iiiejorar algo su situación. Suelen ser buenos col~~bonidores. aunque sc dchc icnci- cuidado de no crear dependencia. El dolor ugtido es el que mejor responde al tratamiento: 11x1 vcz icleutificaclo.siiele ser objeto de un diagnóstico puntual y un ii-~ia~iiieiito corto, lo que le diferencia en gi-an manera del dolor crónico. Debe emtarse cpic u11 doloiagudo se cronifiqiie. E1 dolor rrporúdiro csiá relacionado con alguna activickici o mo\diciad concreta, a veces dilícil de identificar y tmtar. La sensibilidad y 1;i percepció~idel dolor son subjeiiv»s, y para identiiicar de alguna niancra la iiitensidad dcl ~iolor,usamos habitrialmente la csruiu de Horg, la cual pennitc al paciente cuantificar el grado de su dolor en una valoración del O (ausencia de dolor) al I O (dolor insoportable) -pasando por los di~criosgi-ados ~ L I C pucden marcar la tolei-aricia, la persistencia y la iniensiciad del dolor-. y nos lieniiire hacemos una idea objetiva del mismo La persistencia del dolor crea prohlcims por sí misma, llegancscguii- ticliiicintc las indcacioncs del fisiotcrapeuta para cmiar qucmaduias acciclci-itales. Taiinl>it;n drhc icncrsc cn cuciii,i el l ~ u c ncirado de lii piel, sin lictidas i i i r~iicccion~spues cxistc cl riesgo cli- que sc liiodurca iiificcióri o dc que si. exticnda.

ticrsc ilcxihlc a pcsnr dc la ienipcrarura, de 131iiiaiicra que sc pueda adaptar bien a las siipcrficics anar6riiic;is del pacit:iiic. Hielo picado. \c ;iplica clirccr~inriiie,ciivuelto cii un;! i(>aika.y rii;iiitciiiciiclo I;i ;iplicaci6ir ilc 1 i 21 20 rninuriis. Masaje con hielo. Sc apica clc 5 a 7 miiiuros aproxitii;id;iIneiliii si~htciupcrhcies icciucidas y dc il>riiinriianiiai por pait[: clcl /15il~lrcra~Jc~lr'1. Aire kío (lig 4-2). Si.nplic~c1iri.i iaimcritz en choiro sobrr al-iicular io~iesu zonas doluroias, piod~icicridorApidanicntc L I I ~ ckcto nncsti.sico y una rclajar i i i i en pocos ininuros: l,i irmpcrntui-ii pucdii alcanr~r10s -32 "C.

Crioterapia

Termoterapia por conversión

Compresas frías (cold yuck). Ivla~iteiiidascn ~ i coiigrl~. ~ i dora 1 7 "(1, cítiii conipricstas de 11na masa qric dcbc I ~ I I I < +

Microondas

Fig. 4-1.

Baño de parafina.

Fig. 4-2.

Crioterapia por aire

Fisioterapia y dolor

23

Fig.4-3. Aparato de microondas.

La aldicaciiiii de la closji eiiará rclmionada coi1 10 agudo del proceso y la inllamación: en este caso la iritciisid;id aplicada scri más bqiñ Iii carnhio. cuaiido nos hallcmoi anrc uii proccso de tipo ya crónico. la iurciisidad d c la dosis scrA alia kl diseño de los clec~rodosde aplicación monopolar permite el trat;imiciito exclusivo dcl punto 0 la zona a rmrar sin aharcar zoiiasvccina.s. con lo cual su aplicación ). manejo i-csulran ciiriiodos para el pacienie. Hiológicameiite tiene efectos vasodilaraclores, aiitiálgicoi y estirnulaurcs de las $mdulas cle secreción inienia No sc debe aplcai a pacientes portadores de osteosintesis inet:ilicas, p que la ac~irii~ilacióii dc calor que prodiicen las rnicrooriclas podna causar c~uciriadurascii las mismas par^ subsanar csrc problema se iitilm cl inir i~uui~iiuspiil~~itii. en cuya apliación la resp~icstacalónca de los rcliclos no rieiic lugar ya que la eiiergi~l>roduciclapor las vibr;icioncs clc los iiiipulsos aciúa por choq~~cscdm e1 [ejido adipo30 ysc transmire el wido niuscu1,,ii.c,i i fuiina de riiici-oriiaialc.

Fig.4-4. Aparato de ultrasonidos

c ~ lo; de media ircciienciii. lo que pcriiiirc poreiiciai los cfccros ~iiiodiiaracl«resy la analgesia. Asiiiiisiiio, la aplicacile aiimeniar el iiúiiiero de qcrcicios anics cluc el l>eso. Sc programad y controlará el perímetro de rnñrclia. desacoiiselándose la práctica clel ciclismo y cl suhii y hajar escaleras, pues estas bicrimdades aumenten la prestbiri eiiire las supcrlicies de fiiccióii. con lo cual cl dcsgasre arricular puede aceniuarsc.

El paciente p r c s e ~ ~algias ~ a geiieraliiadas y alte]-ación miopárica. y en la radiojiratia se olxcrva desmincralizaciiiii 6sca. Aparte de poder oTrccei- al paciente un rratainicnto sintoriiárico paliativo ~ l Lx c alteraciones metahóliias y siricas quc prescnra, no SP ha comproliado la clicacia dc la fisioterapia eii la resolucióii del cuadro.

ENFERMEDAD DE PAGET Sc c;iracrrrriia por el engrosaiiiienin y la debriiiidad de los huesos, así como por cornplicacioiies y dcgenemci~mcsmalignas. que aJccrm a indimduos en 13 icgunda mitad de la d a . Curia cn dos hscs: -

Son el resulrado de uria progrcsiw ~cenriiaciíinde 13 cifosis del pac~eiiie.cluc picseiira dolor y una altermión posrural significari\,a. En la explcl?lonicióiiradiológica, podcmos eiiconrrar una ii-;icturavc.crtehralo iiii apl;istamientn del cueqx \:crtehral en Ior11ra dc cuIia. El traramiznto se Ikxaia1.á cii ejercicios rcsliii-atrios poi.cnciados por la accióri de 1% earemidncles supeiiores, iiicicliendo cn la rccupcración dc la exreiisióri de Id columna. clue esrá aiectnda (iodo proceso de coluiiiii;~comporta una alccción rcspiratoiia, y ésta in\~a~i.ahleiiientc reduce el mlunien de oxígeno útil para el p;icicntc; de alii la gran irnporiancva di los cjci-a«os ac~l6gicai corno el alcoholisnio y la diübctcs. que provncan clchiliclad y kao gilidad inerviosa, lo que iaaorecc la aparición dc parilisii lioi

g

Fig. 10-1. Lesión tipo neurapraxia

48

Patologia general

1

1

haciendo que la picl se reseque. se haga mis delgada y sc i a x iezcaii las lesiones ~róticas).

AFECTACIONES l a s aleciaciones más imporrantes de las extremidacks supeiiorrs son la del plcxo braquial, la de los nerwos radial, cubitd y mediano ): en las extrcmidadcs iiiferiorcs, la del ciitico poplireo externo. En las ligurai 10-4 a 10-10 podemos ver la disrnhución iiiororii y sensitiva de estas lcsioncs.

Plexo braquial

Fig. 10-2. Lesión tipo axonotmesis.

1

I

1

,

,&.,\'

:+---

;.-~

Fig. 10-3. Lesión tipo neurotmesis

!

i

Neurotmesis. En esta lesión se pierde la continuidad armómica; generalniente producida por seccióii o araricamiento dcl iier\lo. Sc encuentran afectados lavaina y el axóii. Para que se produzca la recuperación es neceiana una reparación quirúrgica (sutura. injertos). De todas iomas, es posible que no se recupere totalmente la fuerza y que la sensibilidad pemianerca algo alterada Habitualmcnre el tratamiento de fisioterapia deberá manrenerse hasta un mámmo de 2 años después de la intervención (Tig 10-3) No es raro hallar en un iiiismo pvoceso los tres tipos de lesión, lo que explicaria la diferencia de recuperación muscular según la lesi6n pmducida.

Los nervios penféncos esrán fonnados por rrcs ripos de tihras: mororas, serisirivas y autónomas. Nuestra exploración irá c n b cada a esros apartados En las lesiones d~fibizismolorus se produce una disminución o pérdida de los reflejos osteotendiiiosos y del tono mus+r, lo que conducc a atrofia. En las lesiones dejbrus sensitivas apreciaremos una alteración o pérdida dc Lis sensaciones cutáneas y propioceptivas. Eii iusjbrns uuiónonzas, la lesión de las mismas produce alteraciones vasomotoras y de la piel (13. ej., disminuye la sudación

Si la lesión es completa Iiahrá u ~ i aparilisis de la exmemidad afectada. Debido a la atrofia de ioda la inusculatura periarticular del hombro, y por la tracoón que ejerce el peso de la extremidad, m s t e una tendencia a la subluxación de la cabeza hrimeral. 1La. posición que adopia entonces el paciente es la de brazo colgando a lo largo del cuerpo, la cahezi Ihuineid en anievei-sión y rotación interna. el codo extendido, el antebrazo en pronación y la mano caida. En cuanro a la sensihilidad; geiieralmcnte presenra anesresia total. excepto en la cara intertla del brazo, que esrA ineivada por la raíz D2 La avtesii es una Lérula ciue evita La subluxacirh del hombro, palia el edema y evita el estiramiento de las pai-res blandas penariiculares (tig 10-11).

Nervio radial En esta lesiiiii cl paciente iiene dificultad 0 incapacidad para reñlirar la extensión de los dedos y la muñeca EL aspecto que presenta es el de una mano caída. La ortcsis mantendrá la muñeca y los dedos en aciiiud luno o n d (hg. 10.12)

Nervio cubital La deforniidad típica dc csra lesión cs la muno e n gun-a», con predomin~odel cuarto y quinto dcdos. La pnmcm falange está en hipcrottensión y las otras en flexión. Hay una atmiia de la eminencia hipoteniir y de los intci-óseos. El paciente presenta una clara diricultad para hacer la pinra entre el pulgar y el índice. La sensibilidad está alterada. La ortesis se dispondrá de manera que niantenga la muñeca en ligera extensión, con flcxión de la mcracail,ofaMiigica y pulgar en oposicióii. Los dcdos estarán suspendidos en hamacas para enrar la Ilcxión incontrolada de las falanges (íig 10-13)

Nervio mediano En la lesión de esrc nerno aparece una atioiia de la cinincncia tenaq con diticultad para la tlmióii de la muñeca y los dedos. la

Lesiones de los nervios perifericos

49

Fig. 10-4. Anatomía del plexo braquial. 1. Nervio dorsal de la escápula. 2.Nervio supraescapuiar. 3. Nervio torácico lateral anterior. 4. Nervio musculocutáneo. 5.Nervio mediano. 6. Nervio axiar. 7 . Nervio radial. 8. Nervio cubital. 9. Nervio toracodorsai. 10. Nervios subescapuiares. 11. Nervio toracico rnedial anterior. 12. Nervio toracico largo. 13.Tronco superior. 14Tronco medio. 15. Tronco inferior. 16. Ramo medial. 17. Ramo uosterior. 18. Ramo lateral.

pronmón del aii~ebraro,y la oposición y la abduccióii del pulgar La scn.ihili&d esvi alrerada. La oricsis mmtcndri la abducción del pulgar (iig. 10-1 4).

Nervio ciático poplíteo externo

-

¡.a I c s i h de esre ncrmo se traduce cri trastornos del apoyo y dc la inarclia. El paciente presenta dificultad o imposibilidad para llevar a cabo la tlmón dorsal del pie, lo que consiituy una sena diiicultad para la niarclia. La ortesis debe mantener el pie en una postura aiitiequiiia que evitc las rerracciones que in~pedinanla con-ccta hpedesración y gravadan toda\& inás la marcha (fig 10-15)

..0 n

Ln

VALORACI~N

'0

8

Edema

+

Son varios los tacioies clue fmrccen la aparición de edema: el

$ propio traumarismo, trastornos circularorios. o la disiiiinuciói~o taita de movilidad Para su valoraciiin ~poilemosmedir el penmcLro dc la extremidad. Si queremos valorar la inano podeiiios 2 dibujarla o bien hacerlo iueiliünre aros cic medicióii. I d m h i h i gY) podcmos utilizar el sistema de cmces. (Todas esras valoraciones las enconrrarimos en los capítulos 2 o y 5, dedicados al cdciiia.)

Dolor ...


Similar Free PDFs